bebito-con-mamita.jpg

Son muchas las mamás que, tras la toma del bebé, se olvidan de ayudarle a expulsar el aire. Sin embargo se trata de una maniobra importante, ya que el aire se queda atrapado con facilidad en su tripita mientras come, lo que puede provocarle malestares.

INTENTA ESTAS TÉCNICAS:

• Siéntalo en tu regazo y sujétalo por la barbilla con una mano, mientras le das unos golpecitos suavemente en la espalda.

• Colócalo reclinado sobre tu hombro de manera que su barriguita quede a la altura de tu pecho y camina por la habitación mientras le das golpecitos en la espalda.

• Échalo boca abajo sobre tu regazo, con una de tus rodillas un poco levantadas, de modo que su cabeza quede más alta que sus caderas. Golpéale suavemente en la espalda.

• Siéntalo en tu regazo de cara a ti, sujetando su cabecita, y balancéalo con suavidad.

Dejar una respuesta