bebe-juguete200.jpg

Ayer te brindamos información sobre como evolucionan las manos de los bebés, las nuevas habilidades que van adquiriendo en su desarrollo. A partir de los nueve meses las manos pequeñitas de tu bebé dan realmente un paso sensacional. Son capaces de dejar de una consciente y controlada lo que tienen en la manita. En esta fase muchos padres se desesperan porque, como es natural, los pequeños no paran de practicar lo que acaban de aprender.

Lo tiran todo al suelo, especialmente cuando los llevan de paseo en su cochecito. Una de las “armas arrojadizas” favoritas, y la que más a mano tienen, es el  famoso chupete. No es necesario aclarar que el bebé no lo hace para fastidiar o molestar, sino simplemente porque está orgulloso de lo que sabe hacer y eso lo divierte mucho. A esta altura ya ha adquirido una maestría sin igual, puede agarrar cosas con el pulgar y el índice y tener una mano cerrada y la otra abierta.

Cada semana el pequeño se vuelve más habilidoso. Con 11 o 12 meses puede emplear el pulgar y el índice, ambos estirados, como si fueran unas pinzas. Es capaz de recoger las miguitas o las pelusitas más pequeñas de la alfombra. Alrededor del año aprenden a usar los dedos como otra herramienta, las tenazas. El pulgar sigue estirado, mientras que el índice está curvado.

Durante esta etapa de aprendizaje los padres pueden ayudar a su hijo poniendo a su alcance los objetos más variados. Esto quiere decir ni demasiado lejos ni demasiado cerca: es decir, a una distancia que le permita llegar a su objetivo con un pequeño esfuerzo. Todo es nuevo, todo llama su atención. Desde los cubos de plástico, cuchara de madera, o cuentos, hasta tapas de cacerolas, coladores y, naturalmente, su chupete.

1 comentario

  1. hola, mi bebe tiene 4 meses y medio, y ella se agarra las manos entre si, yo quisiera saber si eso es normal…

Dejar una respuesta