mamá y bebé

Cada nueva sensación que tu hijo experimenta es un estímulo muy valioso que le ayuda a desarrollarse.

Sensaciones que comienza a desarrollar de 0-6 meses

Enamorado de tu cara. Al recién nacido le encanta mirar las caras de las personas, y especialmente tus ojos. Pero su vista no está bien desarrollada al nacer y no es capaz de enfocar más allá de 20-35 cm. Necesitará más tiempo para dar sentido a lo que vea.

Tu voz lo tranquiliza. El oído es el primer sentido que se desarrolla por completo. Ahora, tu voz es su sonido favorito; la ha escuchado en el útero, así que le tranquiliza porque le resulta familiar. A los bebés les encanta el acento agudo: no temas hablarle con voz cantarina.

Un mini gourmet. Aunque la leche es su único alimento, percibe diferentes sabores. La leche materna sabe ligeramente diferente en función de lo que hayas comido y los estudios demuestran que los bebés prefieren el sabor dulce.

Reconoce tu aroma. Tu bebé nace con un sentido del olfato bien desarrollado (observa cómo utiliza la nariz para encontrar tu pezón). Es capaz de reconocer tu aroma más que cualquier otro y sabe distinguir tu leche de la de otras mujeres.

Bésame, mami. A tu niño le encantan los besos y los abrazos: le hacen sentirse seguro y amado y le ayudan a fortalecer su sistema inmunitario. El contacto piel con piel es muy importante para su desarrollo; tócalo, masajéalo, cógelo en brazos…no se malcriará.

1 comentario

Dejar una respuesta