Al principio del embarazo es habitual padecer dolores de cabeza originados por las variaciones de tensión arterial. Para evitarlos sigue estos consejos:

1. Evita los ambientes cargados: el humo del tabaco o un ambiente muy enrarecido puede desencadenar el dolor de cabeza.
2. Aunque no está probado científicamente, algunos alimentos lo “despiertan”: el queso, la comida china (por un aditivo que emplean), el chocolate y las comidas preparadas. Otros pueden evitarlos, como las carnes y pescados frescos, huevos, verduras, frutas (excepto el plátano) y legumbres.
3. Evita la hipoglucemia: las caídas de azúcar desencadenan las cefaleas. Come frecuentemente, cada 2 o 3 horas. Entrehoras toma temtempiés ligeros.
4. Para aliviarlo, túmbate en una habitación oscura e intenta relajarte. También te puede ayudar aplicar en la frente compresas de agua fría.

Dejar una respuesta