Al contemplar a tu bebé mientras duerme te invade una sensación tan maravillosa que podrías pasarte así todo el día.

Saborea entonces esos momentos.

–Aunque no te lo parezca, tu hijo duerme el doble que un adulto: entre 14 y 18 horas al día. Pero no las duerme de un tirón, al menos al principio. Es más, sus primeras semanas no es probable que aguante dormido más de cuatro horas seguidas.

–Hacia las 12 semanas, uno dos tercios de los bebés duermen al menos cinco horas seguidas, pero algunos no lo hacen de un tirón hasta que cumplen seis meses, más o menos.

–Sabrás que tiene sueño cuando veas que se toca la orejita o se frota los ojos.

–Durante sus primeras semanas no aguantará más de dos horas despierto entre sueño y sueño, pero que puede que necesite ser acunado o acariciado para poder conciliarlo.

–A las cuatro semanas el 84,6% de los bebés se despierta al menos una vez por noche, así que la próxima vez que te desvele y tengas que acunarlo a las 3 de madrugada, ¡piensa en todas las madres que estarán haciendo lo mismo que tú a esas horas!

–El sueño es vital para el desarrollo físico y mental de tu bebé. Mientras duerme las células de su cerebro y su cuerpo se multiplican rápidamente y la hormona del creciemiento entra en acción.

–Anímale a dormir instaurando una rutina de sueño tan pronto como sea posible. Un baño, seguido de su leche y su cuento, es ideal y le ayudará a sumergirse en el sueño.

Compartir
Articulo anteriorPrimeros auxilios: las quemaduras
Artículo siguienteDudas y cuidados sobre los bebés
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta