nina-con-juguetes.jpgMuy a menudo vemos que muchos padres están preocupados por que su hijo/a se apropia de las cosas de los demás, vemos que cuando se junta con otros chicos, la pelea está asegurada. Va corriendo a quitarles sus juguetes y después no quiere devolvérselos.

Los niños ya saben perfectamente lo que le pertenece y lo que no. La diferencia entre los conceptos “mío” y “tuyo” es algo que aprenden entre el segundo y tercer año de vida. Lo que pasa es que todavía les cuesta un tiempo aceptar que no siempre pueden tener lo que quieren.

Cuando algo les gusta, simplemente lo toman y esperan a ver que ocurre. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo/a a asimilar el concepto de propiedad: enséñale a pedir permiso cuando quiera algo que no sea suyo.

Hagan ustedes lo mismo con sus pertenencias (intenta preguntarle siempre antes de tomar sus juguetes si te los presta), y no la obligues a prestar sus juguetes; le será más fácil compartir si no se siente forzada a hacerlo.

Dejar una respuesta