juguetes

Te ofrecemos una pequeña guía de la evolución de los juguetes en su primer año de vida

De 0 a 3 meses: Las cajitas de música y los móviles son ideales en esta etapa, pues el bebé recién naicod tiene todavía un mundo por descubrir y ahora se entusiasmará simplemente con colores vistosos y sonidos agradables. Así empezarás a estimular su percepción visual. Evita, eso sí, los dibujos demasiado inquietantes y los juguetes con piezas pequeñas.

De 3 a 6 meses: Tú bebé ya ha descubierto sus manitas y es capaz de sujetar objetos y pasárselos de una a la otra, por eso resultan ideales los juguetes coloridos confeccionados con distintos materiales, texturas y formas para estimular todos sus sentidos. Si hacen ruido, mejor. Los peluches, los sonajeros…son los adecuados en esta etapa. Con estos primeros juguetes puede hacer una serie de experiencias, pero más tarde necesitará juguetes que le permitan perfeccionar el control de sus manos.

juguetes-primer-ano

De 6 a 9 meses: Si hasta ahora se entretenía solito, simplemente observando sus manos, a medida que crece necesita mpas interactividad. Ya puede sentarse y algunos empiezan a gatear, por eso le entusiasmarán los juguetes que se desplazan (con ruedecitas….), así como aquellos que pueda golpear, apretar y tirar haciendo mucho ruido. La pelotas, coches muñecos de cuerda y los cubos apilables son ideales en esta etapa, así como las alfombras con actividades, sobre las que se podrá revolcar y en las que encontrará elementos que apretar, estirar, hacer sonar…Es importante, por eso, evitar ponerle todas las cosas en la mano y dejarle que las agarre solo para ayudrle a progresar.

De 9 a 12 meses: Como en esta etapa los movimientos del bebé son mucho más controlados y además su desarrollo cognitivo es mayor, le encantarán los juegos de poner y sacar, así como todos aquellos que imitan los objetos que utilizamos los mayores: el que les entusiasma más al principio es, sin duda, el teléfono de juguete. Además, puedes ofrecerle aros que se colocan en un tubo central, cubos que se insertan uno dentro del otro…Sin olvidar los balancines, andadores….pues seguramente tu hijo casi se mantiene de pie o está a punto de caminar. Observarás cómo ha crecido y cómo le aburre estar siempre sentado. Cuentos e instrumentos musicales también les estimulan.

Dejar una respuesta