piscina1.jpg

Los jardines con piscina tienen un riesgo añadido. El ahogamiento es una de las causas de muerte accidental más común entre los niños de 1 a 14 años. Por ello cuando se trata de la seguridad de sus hijos ninguna medida por simple o exagerada que parezca es excesiva, según los expertos.

RECOMENDACIONES:

• Primero,  intenta tener vallada la zona de la piscina para que, de alguna forma quede bien definida y separada la zona de juegos y la de baño. La instalación y el uso adecuado de una cerca que rodee la piscina podrían prevenir en un 50 a 90 % los casos de ahogamiento en piscinas residenciales.

• Enseña a tus hijos a nadar pero no prescindas nunca de los flotadores y elementos que den seguridad en el agua.

piscinaa.jpg

• Debemos supervisar constantemente a los menores, incluso a aquellos que sepan nadar, para evitar un percance, ya que unos pocos segundos fuera de la vista de un adulto pueden provocar un accidente con desenlace fatal.

• La maquinaria de la piscina debe estar bien aislada. Aún así, enseña a tus hijos a no acercarse a los puntos de drenaje porque un pequeño descuido podría hacer que una mano o el pelo del menor sea succionado y quede atascado en el agujero.

• No permitas que tu hijos corran, salten o se empujen alrededor de la piscina, un traspiés en esas circunstancias puede ser fatal.
 

Dejar una respuesta