alimentacion

¿Estás cansada de que te digan qué puedes y qué no puede comer? Continuamos dándote una lista de los superalimentos que tienen grandes propiedades y, además, buen sabor.

Carne roja:

-Ingrediente mágico: El hierro
-¿Por qué es saludable?: El hierro proporciona oxígeno a las células, a los huesos y a los dientes en crecimiento de tu bebé. Si tomas la dosis adecuada de hierro también reducirás las posibilidades de padecer anemia. Durante el embarazo, necesitas 14,8 mcg por día, y una ración de carne roja te proporciona esta cantidad o incluso más.
-Alternativas: Garbanzos, verduras de hoja verde, alubias, pan enriquecido, orejones y cereales para el desayuno.

Yogur:

-Ingrediente mágico: El calcio
-¿Por qué es saludable?: El calcio contribuirá a que los huesos y los dientes de tu bebé crezcan fuertes y a que su sistema nervioso, músculos y corazón estén sanos. Además, los yogures bio contienen probióticos, es decir, bacterias que ayudan a que tu sistema digestivo funcione de forma eficiente.
– Alternativas: Leche y quesos. Debes ingerir dos raciones de productos lácteos al día (una ración equivale a un yogur, a 280 ml de leche o a 30 gramos de queso).

Plátano:

-Ingrediente mágico: Vitamina B6
-¿Por qué es saludable?: La vitamina del grupo B contribuyen al desarrollo de las células sanguíneas, el cerebro y el sistema nervioso de tu bebé. Un plátano contiene casi toda la cantidad de vitamina B6 que necesitas al día. Además, tiene fibra (que ayuda a evitar el estreñimiento) y proporciona energía duradera (para combatir el cansancio y los mareos
-Alternativas: Come al menos cinco porciones de frutas y verduras cada día. Trata de recurrir a alimentos de diferentes colores, puesto que cada uno de ellos proporciona nutrientes distintos.

Cereales:

-Ingrediente mágico: Ácido fólico
-¿Por qué son saludables?: La mayoría de cereales para el desayuno están enriquecidos con ácido fólico, que contribuye a reducir el riesgo de que
tu bebe padezca espina bífida. (Además, deberías tomar un suplemento de 400 mcg de ácido fólico al día desde el momento en que empiezas a buscar embarazo).
-Alternativas: Naranjas, verduras de hoja verde como el brócoli, las coles
de Bruselas o las espinacas.

Compartir
Articulo anteriorProblemas de circulación sanguínea
Artículo siguienteLa curva de glucosa (III)

Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc.
Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)… ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta