La primavera es una época ideal para comenzar ha aprovechar las primeras frutas y verduras de la temporada para llenarnos de energía con zumos naturales que puedes preparar en casa. Son una buena forma de ingerir vitaminas y, si los mezclas con leche o yogur, además te aportarán calcio.

Son buenas para realizar mezclas coloridas que serán atractivas tanto para los mayores como para los más pequeños de la casa. Un ejemplo: exprime 150 g de frambuesas y 1/2 de piña. Combina ambos líquidos en un vaso y espolvorea hielo triturado para lograr un efecto verdaderamente refrescante. Es una buena opción para los niños que les cuesta comer, comenzar a experimentar con ellos diferentes combinaciones y así lograr distintos sabores.

Dejar una respuesta