No descansar como es debido hace que durante el día estemos cansadas, tristes e irritables, por eso es recomendable la colaboración del ginecólogo para corregirlas. Las molestias más comúnes durante el primer trimestre, que te impiden que descanses bien son:

LA ACIDEZ
Durante el embarazo aumenta la producción de progesterona y estrógenos, hormonas que relajan los músculos del aparato digestivo y la válvula del e”ago (la que cierra la conexión entre éste y el estómago). Eso permite a los ácidos del estómago subir por el esófago, lo que provoca ardores y reflujo. Dormir con el tronco un poco elevado, una cena liviana y no acostarse inmediatamente después de haber cenado.

LA CONGESTIÓN NASAL
Se debe a una inflamación de las mucosas nasales, como consecuencia del aumento del nivel de estrógenos. Antes de dormir es bueno realizarse lavados nasales con suero fisiológico, baños de vapor y evitar que el ambiente esté muy seco.

EL INSOMNIO
A pesar del cansancio, a muchas embarazadas les cuesta conciliar el sueño o, después de algún despertar, tardan mucho en volverse a dormir. En el primer caso es bueno seguir una rutina que prepare al cuerpo para descansar. Se recomienda: tomar una ducha tibia que actúe como relajante muscular, cenar algo liviano y realizar alguna actividad pausada, agradable y no estimulante (leer, coser, escribir…).

LAS NÁUSEAS
Suelen sentirse por la mañana y, normalmente, desaparecen después del primer trimestre. Esta sensación tiene que ver con la aparición de las hormonas placentarlas (progesterona y gonadotropina) que ralentizan el proceso digestivo. Hacer cinco o seis comidas livianas espesas y frías, repartidas a los largo del día.

PALPITACIONES Y TRANSPIRACIÓN EXCESIVA
El corazón de una embarazada late más veces por minuto porque debe suministrar más sangre de la habitual al útero. La frecuencia cardíaca se acelera. la temperatura corporal sube, incluso cuando se está en reposo. En esos casos, hay que plantearse bajar el ritmo de actividad, evitar los esfuerzos y tratar de no exponerse a situaciones de estrés.

1 comentario

Dejar una respuesta