El origen de estos globos sonrientes se remonta a las lámparas caseras que alumbraban los oscuros caminos de regreso al mundo de los vivos. Es una idea nada más. 

Los materiales que precisarás son:

  • Globos tubito 160: 3 negros y 1 verde
  • 8 globos R6 de color naranja
  • 4 globos R9 de color naranja
  • 4 globos R6 de color verde
  • Inflador eléctrico o manual
  • Cuerda
  • Tijera

Cómo hacerlo:

1. Infle 1 globo tubito 16o de color verde y enróllelo en su brazo para darle la forma de espiral. Divídalo en ‘dos partes iguales y entrelácelo en un cuarteto R6, de tono verde, inflado a 6 cm de diámetro.

2. Para el cuerpo de la calabaza, elabore el siguiente conjunto de cuartetos: uno R9 de color naranja inflado a 18 cm de diámetro, y dos R6 naranja, a 12 cm de diámetro. Con una cuerda, forme una trenza en el siguiente orden: R6 naranja, R9 naranja y R6 naranja. Acomode el adorno verde en la parte superior y anude los extremos.

3. Para los ojos, infle a 21 cm de longitud un tubito 160 de color negro, forme tres burbujas iguales y anude los extremos para obtener la figura de un triángulo. La boca es un tubito 16o negro inflado a 18 cm de diámetro. Corte los excesos de látex y genere la forma ovalada. Fije las piezas en su lugar con un poco de pegamento.

2 Comentarios

Dejar una respuesta