Un plan de parto, es una declaración de tus preferencias para el alumbramiento, dentro de las posibilidades de salud o riesgo.

Debes tener en cuenta, que el nacimiento y los planes que se tiene sobre él, a veces dan lugar a una falsa esperanza. A veces, crees que va a ser de una manera, y luego queda en una lista de deseos. Sin embargo, la elaboración de esta lista, te obliga a organizar tus preferencias, y te permite luchar por conseguir lo que quieres. Si deseas un parto vaginal, debes tener en cuenta:

El 75% de las mujeres que dan a luz, les ponen la epidural, si no deseas esta anestesia local, le podrían suministrar otros medicamentos para el dolor. Si los médicos están considerados en conectar las vías intravenosas, no debes poner NO IV en su formulario.

Debes ver minuciosamente que te ofrece cada profesional, ya que algunos tienen una manera de ayudar en el parto, como suministrar medicamentos. Igualmente ver las instalaciones de los hospitales y la disponibilidad de ellas, ya que si dispone de jacuzzi para parto, es posible que no esté disponible cuando llegue tu momento.

Entrevístate con el medico acerca de los artículos que necesites para el parto, así como debes de ir tu a la sala de partos, para que no haya confusiones en ese momento, por ejemplo: no debes llevar lentillas, las uñas pintadas, no ir maquillada, etc.

Acuerda con el medico toda posibilidad y maneras de asistir al parto, para ir bien preparada. De todas maneras, el parto es algo imprevisible, y has de prepararte para cualquier tipo de dar a luz, y aconsejarte por tu médico, que es el profesional.

Fuente: crianza natural

 

1 comentario

Dejar una respuesta