hipermetropia.gif

Los niños que tiene hipermetropía tienen dificultad para ver los objetos de cerca. Al igual que el astigmatismo son mayoritariamente congénitos (el chico nace con la patología). El chico nace con este problema y compensa este defecto visual mediante un esfuerzo de enfoque (técnicamente denominado “acomodación”), que suele derivar en un estrabismo.

Sin embargo, el proceso de acomodación del ojo es un fenómeno normal: todas las personas, para leer por ejemplo, acomodan un poco el ojo, ya que el ser humano está preparado para ver de lejos, entonces ante la necesidad de ver de cerca hace un esfuerzo de acomodación. La patología aparece cuando la acomodación es exagerada.

Es frecuente que un niño hipermétrope desarrolle un estrabismo. Cuando un chico comienza a desviar ya tiene estructurada su visión binocular, entonces cuando desvía, le molesta. Para evitar esa molestia “anula” el ojo y ese ojo pierde visión. Estos son los niños que si no se los trata rápidamente más adelante tienen un déficit visual muy marcado en el ojo que más desvía.

Habitualmente, en esta edad los chicos no manifiestan sus molestias y, además, cuando logran anular un ojo, ven bien, para ellos es normal, de manera que difícilmente un chico hipermétrope y estrábico pueda dar alguna señal de su problema visual. La hipermetropía es la imposibilidad de focalizar objetos cercanos sobre la retina. En este caso el globo ocular es demasiado corto. Este problema se corrigen con anteojos o lentes de contacto.

Dejar una respuesta