torticolis-congenita

La toricolis es una inclinación del cuello hacia un lado, que se debe, por lo general, a una contractura del esternocleidomastoideo, el músculo que permite girar e inclinar la cabeza. Puede ser adquirida, por acostar al bebé siempre del mismo lado, o de nacimiento.

La mayoría de las veces, esta lesión se produce durante el embarazo, por una mala postura del feto en el útero, o al nacer, a causa de un parto complicado. En general, se corrige antes del sexto u octavo mes, con unos sencillos ejercicios que consisten en hacerle girar la cabeza hacia el lado contrario al de la tortícolis (siempre con enseñanza de un médico). Lo importante es ir cuanto antes al traumatólogo infantil, para que  indique qué pasos seguir.

Dejar una respuesta