-

Qué hacer cuando juegan a lo bruto

ninos-peneando.bmp

Correr, saltar, revolcarse por el piso, chillar, simular peleas…..El juego de los chicos, sobre todo los varones, suele sea así: muy bullicioso y con una intensa actividad física. A veces es sólo un modo de llamar la atención, de destacarse frente al grupo; para poder exhibir habilidades, rivalizan y compiten entre sí.

• No hay nada de malo en que los niños jueguen a luchar. Por agresivos y bárbaros que no parezcan estos juegos, suele tratarse de una violencia controlada, moderada, sin un enfrentamiento real.

• Por otro lado, son actividades que pueden considerarse saludables y hasta necesarias si se suprimen, pueden aparecer problemas más tarde, como que el chico no distinga entre la agresividad real y una broma.

• Otra virtud de estos juegos es que infunden valor a los pequeños y los ayudan a superar los miedos excesivos (son eficaces para evitar niños asustadizos9.

• Los padres deben respetar la espontaneidad infantil y no forzar a su hijo a ser demasiado comedido; eso podría anular su entusiasmo y entorpecer su capacidad para actuar y expresarse con soltura y naturalidad.

• Por lo tanto, no se de intervenir sí sus juegos suponen un riesgo real para su integridad física, se están haciendo daño o el juego se transforma en una batalla campal. Aun cuando los puñetazos y patadas, vistos desde afuera, puedan parecer de verdad, casi siempre es posible distinguir cuándo es en serio y cuándo es un juego.

• Las peleas en broma y los juegos movidos y alborotados no son un signo de agresividad.

También te puede interesar:
Cuándo estará mi hijo listo para aprender a...(II)
También te puede interesar:
Evita los contagios
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...