bebe-hermoso.jpg

El cambio en los patrones del sueño resulta molesto tanto para los que tiene alrededor, siendo además este sueño menos reparador

HAY QUE PROCURAR:

  • Acostar al pequeño siempre a la misma hora.
  •  Pese a que proteste, no es recomendable agarrarlo, ni hablarle, ni hacer nada que contribuya a su estímulo.
  • Poner rutinas que él vaya relacionando con el momento del sueño, por ejemplo una música determinada, algún tipo de luz o una actividad como el baño que le marque que después de eso viene irse a dormir.
  • Aunque el niño esté profundamente dormido, si es de día, no hay que evitar los ruidos de la actividad diaria: el silencio será absoluto.
  • Es recomendable realizar por el día un planning de actividades variadas que contribuyan a que el niño esté despierto, permitiéndoles únicamente pequeños períodos de descanso.

1 comentario

  1. Receta de la abuela: Dejar debajo de la almohada una prenda de su padre al revés… No se si funcionará, pero las abuelas lo siguen recomendando. Por algo será ¿no?

Dejar una respuesta