diabetes.jpg

INFLUENCIA EN EL EMBARAZO: La diabetes puede afectar al curso del embarazo, pero si las complicaciones y el metabolismo de la madre están controlados, disminuye el riesgo. Es muy importante y fundamental un seguimiento antes de la gestación.

EFECTOS SOBRE EL BEBÉ: Si hay complicaciones, como una nefropatía, el feto puede verse afectado; sin embargo, lo más peligroso es la descompensación metabólica de su madre.

¿CONDICIONA EL PARTO?: La tasa de prematuridad y de cesáreas es más alta entre diabéticas, aunque se intenta que el parto se desarrolle normalmente. Mientras da a la luz es preciso aportar glucosa en forma de suero a la madre, monitorizar la glucosa y los cuerpos cetónicos y administrarle insulina

¿QUÉ PASA CON LA MEDICACIÓN?: Existen fármacos seguros, como la insulina, pero otros con riesgo para el feto coma las estatinas administradas para tratar la hipercolesterolemia y otros sobre los que falta información (por ejemplo, análogos de insulina de reciente introducción). Por eso es muy importante discutir si se seguirá con la medicación antes del embarazo.

EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD: Durante el embarazo, los requerimientos de insulina, cambian progresivamente, mientras que en los primeros días del posparto las  necesidades de insulina son muy bajas. Sin embargo, luego se produce un aumento progresivo durante semanas o meses.

¿CUÁNDO EVITAR LA GESTACIÓN?: Hay situaciones como un mal control metabólico o una retinopatía proliferativa antes de tratarla con láser que desaconsejan durante un tiempo el embarazo

1 comentario

Dejar una respuesta