ninos-maascotita.jpg

Querer y cuidar a un ser vivo enriquece la vida de un niño. Es importante para su desarrollo tanto físico como afectivo. De hecho, los animales de compañía están considerados como una medicina preventiva para todos, ya que el cuidado y el afecto hacia ellos promueven la salud y prolongan la vida.

VENTAJAS DE CRIARSE CON UNA MASCOTA:

Puede ser un confidente de secretos. Los niños les hablan a ellos igual que a sus muñecos de peluche.

• Querer a su animalito les enseña a querer y tener confianza en los demás.

• Les otorga valores como el respeto hacia los animales, el medioambiente y hacia los demás seres humanos.

• Crea sentido de responsabilidad.

• Promueve la comunicación con los padres, ya que la mascota es un tema de interés mutuo y con la que se comparten juntos muchos momentos.

• Enseñan sobre la vida de forma natural: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, la muerte…..

• Favorece el amor propio del niño, ya que los sentimientos y experiencias positivas con las mascotas les ayudan a sentirse bien consigo mismos.

CÓMO DEBE SER LA RELACIÓN CON LA MASCOTA:

• Enseña a tu hijo a tratar suavemente a su animalito. Tiene que saber que no es un juguete y que requiere atenciones.

• El niño debe estar a una distancia prudencial mientras el nuevo “inquilino” de la casa come, cuida a las crías o duerme.

• Acostúmbrale a lavarse las manos después de jugar con él.

• Mantén a tu hijo alejado de los receptáculos de alimentos y de los excrementos.

• Antes de elegir una mascota, ten en cuenta la salud de tus niños, como posibles alergias al pelo del animal, a las pulgas o a las plumas.

Dejar una respuesta