afta.jpg

Las aftas bucales son úlceras de la mucosa bucal que producen un dolor intenso cuando el chiquito intenta masticar o tragar. Tienen forma redonda u ovalada, color blanco en el centro y bordes enrojecidos, son poco profundas y puede haber una o varias (esto es, un cúmulo de manchas blanquecinas) Su origen es vírico (herpes) o autoinmune.

TRATAMIENTO:

Evitar que el bebé ingiera alimentos y bebidas ácidas. Siempre que sea posible, tomará los líquidos a través de un sorbete para que no toquen la zona anterior de la boca, donde suelen estas las aftas, y mejor fríos para que lo alivien. El pediatra puede prescribir un tratamiento si las molestias son muy intensas.

Dejar una respuesta