También se conocen como hemangioma capilar o nevo vascular y son un tipo de marca de nacimiento que tienen un 5% de los bebés. Pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, pero más comunmente en la cara, en el cuero cabelludo, en la espalda o en el pecho.

Estas manchas son pequeños paquetes de vasos sanguíneos ocluidos que pueden estar ausentes al nacer y aparecer en pocas semanas. Son de un rojo vivo y sobresalen de la piel, de crecimiento rápido, conservan un tamaño fijo y luego desaparecen sin tratamiento alguno en torno a los, 9 años de edad. Para tu tranquilidad, la mayoría de marcas de nacimiento no duelen y no son signo de ninguna enfermedad.

1 comentario

Dejar una respuesta