Te ofrecemos una serie de preguntas, para que veas en que grupo te encuentras:

Sales a cenar con tu pareja. ¿De que hablan?

a) De lo último que ha hecho vuestro niño
b) Planean un fin de semana romántico
c) La vasectomía

¿Cuándo te has mirado por última vez en el espejo?

a) Hace unos minutos, para retocar tu maquillaje y repasar tu peinado.
b) Esta mañana, mientras te cepillabas los dientes.
c) La semana pasada, en el cristal del supermercado.

¿Cómo empezaste a darle alimentos sólidos?

a) Lenta y conscientemente, con purés orgánicos que preparaba en casa.
b) Tan pronto como pude, con potitos y comida precocinada.
c) Lo hizo sólo, picoteando los restos de la comida que dejaba su hermanito mayor.

¿Qué tipo de ropa vistes un día normal para ir por casa?

a) Vaqueros con tacones
b) Pantalones cómodos y una camiseta moderna pero práctica.
c) Lo primero que encuentro y que no tenga que planchar.
RESPUESTAS:
Mayoría de A: Estas encantada con la maternidad y deseas el premio a la madre del año. Es admirable, pero ten cuidado porque tu deseo de perfección puede conducirte al agotamiento.
Mayoría de B: Eres una mamá realista. Quieres hacer lo mejor para tu hijo, pero, tras los primeros meses te has relajado. Hay momentos de cansancio, pero te sientes feliz con lo que tienes.
Mayoría de C: Te sientes completamente desbordada por la maternidad y sientes que necesitas espacio para ti. De ves en cuando, deja a los niños con alguien y dedícate una tarde completa. Te sentirás mucho más relajada.

Dejar una respuesta