cambiar-los-panallles.jpg

Al principio cambiar los pañales de tu bebé puede ser un desafío, pero si sigues nuestros consejos será algo muy sencillo:

1. Asegúrate de cambiar su pañal por la mañana y antes de ponerle a dormir por la noche.

2. Comprueba si el pañal de tu bebé está sucio o húmedo cada pocas horas.

3. Ten preparado todo lo que vayas a necesitar y a mano antes de empezar.

4. Jamás retraigas la piel del pene de tu bebé niño mientras lo limpias. Si es una niña, límpiala en dirección opuesta a la vagina, para evitar infecciones.

5. Cada pocas semanas, comprueba que tu bebé lleva la talla adecuada de pañales. Si tiene fugas, puede ser una señal de que la talla es demasiado pequeña.

6. Para los recién nacidos, pliega la parte superior delantera del pañal para que no se irrite el ombligo.

7. Probablemente deberás cambiar a tu recién nacido tras cada comida. Los bebés mayores ensucian menos los pañales, por lo que no deberás cambiarlos con tanta frecuencia.

8. Nunca dejes a tu bebé con un pañal húmedo o sucio, ya que puede provocarle irritaciones importantes.

9. Tira el pañal sucio enseguida y lávate las manos a conciencia.

10. Nunca dejes a tu bebé solo o desatendido en el cambiador de pañales.

Dejar una respuesta