Si aún habiendo tomado las precauciones necesarios, a tu bebé lo picaron los mosquitos, tené en cuenta estos preparados naturales: Desinflamatorio para picaduras: mezcla 1 cdita. de té de fécula de maíz con 1 cdita. de avena extra fina. Coloca cantidad suficiente de agua bien fría hasta formar una pasta muy liviana, tipo papilla. Aplicala sobre picaduras y zonas irritadas por el sol, salpullidos, etc.

Remedios para ronchas y, aguijones:   agrega a la bañadera albahaca fresca, que desinflama y alivia la picazón. Podés pisar una banana fresca y aplicar directamente sobre el aguijón o la picadura. El hielo con frecuencia ayuda en un primer momento a aliviar el dolor. También se pueden humedecer las picaduras con aceite esencial de árbol de té y, lavanda.

Dejar una respuesta