Si tienes que comer en el trabajo te damos algunas ideas sobre  sándwiches sanos que te van a sentar bien. Estos bocadillos pueden ser una alternativa para un tentempié del mediodía. Pero ojo: ¡no son para todos los días!

1. De salmón ahumado, lechuga y huevo duro. Utiliza mejor pan en su versión integral, y unta las rebanadas ligeramente con mayonesa (baja en
calorías y de bote), para que no te resulte muy seco. Con una locha de salmón y un huevo duro tendrás alimento completo.

2. De pechuga de pollo, queso y tomate pelado. Procura que la pechuga esté bien cocinada y fría, y ponla entre el pan, untado con un chorrito de aceite de oliva. Pon un par de rodajas grandes de tomate y una loncha de queso. Lo puedes tomar frío o caliente, con el queso fundido.

3. De rosbif, queso, mostaza, pepinillos y lechuga. Procura que la carne asada esté partida en lonchas finas. Unta las dos mitades de pan en un poco de mostaza, y rellena el sándwich de lechuga, queso y penillos cortados.

Dejar una respuesta