Seguro que te habrán comentado que la naturaleza de padres viene inmediatamente. Como todas las madres, instintivamente, sabemos que debemos hacer nada mas vemos la mirada de nuestro bebe. Y eso es absolutamente cierto, por lo menos, en un promedio de cinco de seis mujeres. Sin embargo, para el resto de nosotros, el buceo en el mundo de la maternidad es una experiencia tumultuosa, llena de felicidad y de inmensa alegría, pero también con episodios de duda, ansiedad, e incluso desesperación.

Los tres primeros meses de vida del bebe, es probablemente la mas emocional y físicamente exigente, que nunca hayas tenido en tres meses. Estar preparado puede hacer que recorrer este largo camino, sea mucho más llevadero.

La maternidad y la vulnerabilidad

La vulnerabilidad se siente durante el embarazo, y no lo puedes comprara con el momento en que tienes un pequeño indefenso entre tus brazos. Sientes que debes proteger al máximo al pequeño, ya que incluso consideras, que la muerte le puede acechar, muchas mamas han tenido esa sensación.

A menudo, esta sensación de sobreproteger a tu bebe, puede llegar a una obsesión o paranoia, que poco a poco, hará que aprendas a que te relajes, y sepas en la justa medida, lo que necesita tu bebe, sin meterlo en una urna de cristal.

Fuente: mi bebe y yo

1 comentario

Dejar una respuesta