auto

Para desplazamientos cortos el coche es una buena opción. El horario lo marcas tú y puedes llevar a mano todo lo que necesitas, pero te damos una serie de recomendaciones que no te vendrán mal.

  • Bañalo y dale la cena antes de salir, así es posible que duerma todo el trayecto.
  • Evita las horas punta. Las caravanas nos ponene nerviosos a todos.
  • Seguro que llevas mucho equipaje, intenta que te quepa todo en el maletero para hacer el viaje más cómodo.
  • Tu hijo ha de ir siempre bien protegido con la silla de seguridad adecuada.
  • Evita las horas de sol. Si es imposible, protege las ventanillas con parasoles o con alguna tela.
  • Si no duerme durante el trayecto, descansa de vez en cuando para que no se le haga tan pesado.
  • Aunque a veces las canciones infantiles son un suplicio, no está de más llevar sus CD con cuentos y música. Así irá distraído parte del recorrido.
  • Si el bebé es muy pequeño, conviene que uno de vosotros viaje a su lado para controlarlo mejor.
  • Lleva siempre algo de comer. Si aún es lactante, ten a mano los biberones y la leche, en cualquier área de servicio te los pueden calentar.
  • No te olvides del cambiador, los lavabos públicos no siempre están tan limpios como nos gustaría.
  • Ten siempre a mano el teléfono de tu seguro y el de asistencia en carretera por si hubiera una urgencia.

Dejar una respuesta