-

Vamos a divertirnos

bebe jugueton

Te sugerimos tres posibilidades para entretenerse con tu bebé y, al mismo tiempo, estimularlo.

VAMOS A IMITAR A MAMÁ

Buscar un baldecito y varias pelotas de distintas texturas y tamaños que puedan introducirse en él. Sentar al bebé en el regazo y darle el recipiente para que lo explore. Luego ofrecerle una pelotita y observar qué ocurre.

  • Haga lo que haga, mamá debe tomar una pelotita y meterla en el balde; darle tiempo para que haga lo que quiera con el recipiente y una pelota. A continuación, introducir otra pelotita. Es probable que, sin indicárselo, él meta su pelota en el recipiente porque le gusta imitar y explorar.

 VAMOS A JUGAR A LAS ESCONDIDAS : ¿Dónde está?

Un simple pañuelo o un libro de tela y la pregunta en un tono de voz alto, de sorpresa, pueden lograr hacer un silencio absoluto en plena crisis de llanto.

  • La curiosidad es muy fuerte en bebés y chicos, y los hace olvidar sus penas con facilidad.
  • Empezar a esconder objetos bajo un pañuelo. Mamá puede sentarlo en sus rodillas y, en esta posición, además de distintos elementos, puede esconderse a sí misma («¿dónde estoy?») o esconderlo a él («¿dónde está el bebé?»).

LA CAJA CON SORPRESAS

Sentarlo sobre las rodillas mientras mamá o papá saca de una caja un objeto sonoro y llamativo, como un cascabel. Presentárselo y ofrecérselo: «¿Qué es esto que suena?… ¡Un cascabel!».

  • Los juegos de dar y recibir le encantan y lo ayudan a desarrollar la prensión voluntaria.
  • Es importante  que en la caja haya objetos grandes y medianos, duros y blandos, para que ensaye la prensión de diferentes elementos.
También te puede interesar:
Placeres saludables de los bebés
También te puede interesar:
Ideas para cocinar con los niños (II)
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Articulo anteriorMuguet en la boca de tu bebé
Artículo siguienteComienza la etapa del NO