niños con Puddle Jumper

Tan solo unas cuantas quemaduras solares graves pueden aumentar el riesgo de que su hijo contraiga cáncer de piel en la edad adulta. Los niños tienen la piel muy delicada y debemos enseñarles a cuidarse para que lo aprendan como rutina. El presidente de la Asociación Española de Dermatología y Venereorología (AEDV), José Carlos Moreno, ha asegurado que un niño “correteando y sin protección en la playa es un caso de maltrato infantil”. Por ello, os damos unos consejos para que cuidéis bien a vuestros hijos.

  • Echarle protección solar alta cada hora. Si entre hora y hora de baña varias veces, cada vez que salga del agua debemos echarles crema de nuevo.
  • No ir a la playa o a la piscina a las horas más perjudiciales como son las 12:00 y las 16:00 horas. Si está a esas horas, debe estar bajo una sombrilla y debéis hidratarles mucho.
  • Las prendas de vestir que cubren la piel de su hijo ayudan a protegerlo de los rayos ultravioleta. Por ello, podéis comprarles alguna camiseta que le guste mucho y no quiera quitarse para que pueda jugar en la arena con ella puesta.
  • Todos los accesorios que cubran al niño del sol son buenos como, por ejemplo, gorra, sombrero, gafas y demás. Busque gafas que protejan los lados del rostro y que bloqueen casi el 100% de los rayos UVA y UVB.
  • Aunque no vayáis a la playa o a la piscina, simplemente vayáis al parque a pasear, también debéis echarles crema. Siempre que estén expuestos al aire libre corren el riesgo.

Dejar una respuesta