Estoy en el segundo trimestre de gestación, estoy creciendo, ya tengo todos los órganos internos formados, incluso algunos ya me funcionan. Ahora solo me falta crecer sanito y madurar. En esta pancita estoy muy bien protegido, estoy dentro de una bolsa y rodeado por el líquido amniótico. Mamá me cuida mucho.

En algunas ecografías han pillado al bebé en esta semana chupándose el dedo pulgar de su mano, extremidad que, está mucho más desarrollada que el pie. Los expertos dan dos teorías a estas peculiaridad: el bebé tendrá que sujetar cosas antes que andar o bien que se desarrollan junto con los ojos y las orejas porque son órganos sensores.

La piel del feto es transparente y fina y a través de ella se deja entrever los vasos sanguíneos. Además un pelo fino y suave llamado lanugo crece sobre ella. Más adelante se caerá, aunque algunos pequeños nacen con algunos restos.

Sus órganos internos ya están formados y empiezan a practicar su funcionamiento para cuando nazca.

  • Por ejemplo, aunque el bebé no respirará hasta que nazca, hace movimientos respiratorios con sus pulmones.
  • Su intestino también se empieza a llenar de una sustancia verdosa llamada meconio, que será su primera “cacota”.
  • El bebé puede beber líquido amniótico y sus riñones lo procesa y produce orina. Se trata de un “pipí” muy diluido, compuesto por agua y unos cuantos iones.

Es posible que a finales del cuarto mes comiences a vivir la maravillosa experiencia de sentir al pequeño moviéndose dentro de ti.

Dejar una respuesta