Segunda parte. Seguimos dándote algunos trucos o pequeños consejos para que te sientas mejor durante el embarazo.

6. Si te cuesta tomar las cinco raciones de frutas y verduras recomendadas, elige entre fresca, congelada, desecada en lata, en zumo….¡Todo vale!

7. ¿Qué tal un helado de yogur? Está lleno de las proteínas, el calcio, las vitaminas B y D y el zinc que necesita tu bebé para tener unos huesos y dientes sanos. Añade fruta o cereales. ¡Verás qué bueno!

8. ¿Te mueres por algo dulce? cambia el azúcar industrial por el chocolate negro y elige una barra con alto contenido en cacao. Es rico en teobromina, que ayuda a prevenir la preeclampsia.

9. Un bol de cereales contiene 100 micro-gramos de ácido fólico (un cuarto de la dosis diaria recomendada), esencial para el sistema nervioso central del bebé. Pero, no todos los cereales son iguales. Evita los que tengan mucho azúcar, porque pueden aumentar los niveles de glucosa en sangre.

10. Tómate tu tiempo en las comidas. Generalmente cuando se come deprisa luego se tiene indigestión,  disfrutar de cada bocado y pensar en lo  bueno que es para tu bebé.

11.Prepárate una ensalada multicolor de frutas y verduras. Cada pigmento tiene diferentes nutrientes, que son clave para el desarrollo de tu bebé. Elige los alimentos más coloridos, como los pimientos, las zanahorias y las espinacas.

12. Los carbohidratos pueden haber sido tus enemigos antes, pero ahora los necesitas a diario, porque liberan de forma lenta la energía que necesitas. Si quieres “alargar” esos niveles, sustituye el pan, el arroz y la pasta blancos por integrales.

Dejar una respuesta