Los síntomas del embarazo, se muestran más a menudo a partir del tercer mes, es entonces cuando comienzan las náuseas, los cambios de humor, los mareos… esto es debido a que el bebé ya ha comenzado a desarrollar sus sistema nervioso, los latidos de su corazón se hacen más rápidos, los bracitos y piernas con sus deditos ya se pueden ver claramente, codos, muñecas, articulaciones… ya se le observa cómo se mueve, da patadas, se estira… a partir de ahora,  el organismo de la madre altera sus hormonas para que el bebé no se rechazado por el sistema inmunitario, de ahí, es cuando esas molestias del embarazo comienzan a aparecer. Es en este mes, cuando las ecografías muestran los claros movimientos del bebé.

A partir de este mes, es muy difícil de sufrir abortos, es como si se hubiera pasado una barrera de peligro, aunque todavía se ha de estar alerta hasta el final.

En el cuarto mes, su cerebro, ya ha tomado control de todo su cuerpecito, ya no se mueve por espasmos involuntarios, sino que ahora controla sus movimientos. Sus manos, se abren y cierran, reacciona a los movimientos, las presiones, los golpecitos… incluso, aprecia los gustos de los alimentos que ingiere la madre a través del líquido amniótico, sobre todo, los más fuertes. A partir de este mes, es cuando las mamás han de cuidar su peso, recuerda que no hay que comer por dos, esto es un error, pues el peso se eleva por el aumento de grasa corporal, no porque el crecimiento del bebé.

Fuente: web del bebé

Dejar una respuesta