(Primera parte) Los alimentos sanos, son fundamentales para una buena nutrición infantil, es la defensa contra las enfermedades de los pequeños y la garantía de su buen desarrollo físico y psíquico en el futuro.

Te hiremos dándote el abecedario de los alimentos sanos: 

ALBARICOQUE

El albaricoque es un fruto rico en potasio, un mineral indispensable para el buen desarrollo de las células del corazón. Para los niños más pequeños es muy recomendable tomarlo como postre.
Pero, gracias a su untuosidad y a su rico sabor, también podemos utilizarlo como guarnición en platos de carne y nos puede permitir enseñar a los niños a descubrir y apreciar algunas carnes gracias a la mezcla dulce-salado, que suele gustarles mucho.
Pero, ¡cuidado! Secos o frescos, los albaricoques son tratados con sulfitos para conservar su color anaranjado. Estos antioxidantes pueden provocar desagradables dolores de tripa. Elimina completamente la piel antes de dárselos a un niño.

 AGUA

El agua es la mejor bebida para los más pequeños (también para los mayores). Antes de pasar a los alimentos sólidos, el agua que toman los bebés se encuentra en la leche materna o en los biberones de leche maternizada. Cuando empieza diversificación alimentaria, el biberón, o el vaso, de agua (poco mineralizada) pueden darse en cualquier momento del día, durante o entre las comidas, especialmente en épocas de calor o cuando el pequeño sufre diarreas.
En estas etapas es mejor que evites los zumos de frutas y las bebidas aromatizadas, ya que aportan mucho azúcar, que es perjudicial para los dientes y para el equilibrio dietético del niño, además, no son necesarios desde el punto de vista nutricional desde que las leches infantiles están enriquecidas con vitamina C y glúcidos (los principales aportes de la fruta).

BROCÓLI

Si las verduras son buenas para la salud, el brócoli, gracias a su valor nutritivo, es una verdadera estrella entre ellas en los platos infantiles.
Con 100 g de brócoli cubrimos las necesidades diarias de vitamina B9, responsable de la formación de los glóbulos rojos y del funcionamiento del sistema inmunitario. Y, a igualdad de peso, contiene dos veces más vitamina C que la naranja. Igualmente es muy interesante por su sabor y su textura.

1 comentario

Dejar una respuesta