pelea1

Los niños de dos a cinco años de edad se caracterizan por un fuerte egocentrismo. Parece que todo gira en torno a ellos. A la hora de compartir sus juguetes la situación se hace más presente sí cabe. Se les ha dado todos los deseos y sus caprichos han determinado su carácter egoísta.

Sería bueno que:

  • Ante la tandencia negativa de prestar sus cosas podemos hacerles ver que si no comparte lo suyo él no podrá jugar con los de los demás.
  • No cumplas todos sus deseos, explícale que hay muchas veces que se debe decir “no” a apetencias y caprichos.
  • Intenta cambiar su sentido de la propiedad reforzando su voluntad y enseñándole a pedir y a dar permiso para usar sus cosas.
  • Enséñale a cambiar el “esto es mío” por frases más constructivas como “¿me lo prestas?”, no es fácil, hay que tener mucha paciencia.

Dejar una respuesta