La alimentación durante el embarazo es muy importante porque condiciona la salud de la madre y de su futuro bebé, no sólo en este período sino también en futuros etapas de la vida.

Es bueno planificar el embarazo y comenzar a cuidar tu alimentación para tener un buen estado nutricional en el momento de la concepción.

No se debe comer por dos como decían las abuelas sino el doble de bien.

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer y aumentan las necesidades de energía y de algunos nutrientes. Se aconseja un aumento de peso entre 9 y 12 kg, pero puede ser hasta 14 Kg si es una madre adolescente y hasta 18 kg si lleva gemelos. En caso de sobrepeso es mejor hacer dieta antes de quedar embarazada.

La futura madre necesita más energía para que se pueda formar el bebé, por lo general hay que tomar unas 300 Kcal más cada día y se obtienen los hidratos de carbono, las grasas y también de las proteínas.

Fuente:  zona diet

1 comentario

Dejar una respuesta