tomate_amigos.gif

Comenzaremos a enumerarte una serie de alimentos que son muy importantes en la nutrición y en la salud de tu hijo. Los mismos son parte fundamental en el desarrollo y crecimiento de tu pequeño.

BAYAS:

Las bayas o frutos del bosque son una buena fuente de potasio y antioxidantes que no sólo mantendrán en forma a tu hijo, sino que también le aportarán una gran cantidad de vitamina C. De hecho, las grosellas contienen cuatro veces más vitamina C que su peso equivalente en naranjas y con dos cucharadas de postre tendrá la ración diaria que precisa.

ESPINACAS:

Las espinacas y otras verduras de hoja verde contienen un montón de hierro, potasio, betacaroteno, vitamina C y ácido fólico, esenciales para mantener sano su sistema cardiovascular y protegerle de la anemia, el cáncer y los problemas de visión cuando se haga mayor.

AGUACATES:

Ricos en vitaminas A, C y E, hierro y grasas insaturadas saludables, los aguacates son fáciles de digerir por los estómago de los más pequeños.

TOMATES:

Los tomates son un alimento realmente magnifico para los niños en pleno crecimiento están llenos de antioxidantes, como el betacaroteno, los carotenoides y el licopeno, que contribuirán a proteger a tu hijo contra las enfermedades cardiovasculares y el cáncer en su vida adulta. Pero no te pases con el Ketchup ni las salsas de tomate preparadas, porque están llenos de conservantes, sal y azúcares.

LEGUMBRES:

Desde los guisantes a las alubias blancas o negras, pasando por las lentejas y los garbanzos, las legumbres son muy ricas en proteínas e hidratos de carbono complejos.
 

1 comentario

Dejar una respuesta