Bien abrigado, bien protegido

0

bebeabrigadoEl bebé debe ser protegido durante el invierno, ya sea dentro de la casa, como en salidas eventuales. Generalmente los pequeños tienen una capacidad natural de regular la temperatura a partir de los cuatro kilos de peso; sin embargo, en todos los casos se debe mantener abrigado de manera adecuada.

Si observa que el niño no tiene color en la cara y se queja mucho, es posible que tenga frío; mas si presenta coloración exagerada en las mejillas y un poco de sudoración en el cuello, quizás esté más abrigado de lo necesario. Lo ideal es adaptar prendas cómodas y de materiales suaves a los diferentes ambiente donde se desenvuelva.

Para estar en casa se aconsejan camisetas y mantas de algodón, al igual que atuendos que protejan los pies. Son poco recomendables los materiales sintéticos y la lana, pues causan alergia en algunos niños. De la misma manera, para un paseo ocasional, o alguna salida particular, es necesario cobijar bien con un gorrito y una frazada, adicional a un jersey. También se podría abrigar con un traje de nieve que cubra las manos y los pies, y colocarle una manta encima. Debe recordar colocar una loción protectora para la piel del bebé, debido a que el sol y el frío pueden producir deshidratación.

Se recomienda comprar muy poca ropa porque los niños crecen muy rápido, así que, dése el gusto de escojer sólo lo necesario y práctico para los meses que duren las bajas temperaturas. Seleccione bien la ropa de su pequeño para mantenerlo protegido durante el invierno.

Dejar una respuesta