navidad21

Ya ha empezado la cuenta regresiva. Preparados, listos… ¡Bienvenida, Navidad!

Gran parte del encanto de la Navidad, reside en la ilusión con que esperamos estas Fiestas. Trasmitir esta ilusión a los niños es fácil,  las actividades para compartir en familia y convertir los días previos a la Nochebuena en un acontecimiento memorable. Te enumeramos algunas ideas, que puedes realizar sentados en familia frente a una mesa. 

–Cuentos para Navidad: Hay un libro gordo de cuentos en la mesita de luz con unos señaladores brillantes, que los niños los confeccionaron la tarde anterior recortando cartulina dorada y mamá ha seleccionado con ellos cuentos para la Navidad. A los niños les encantan los cuentos navideños, así que a leer todos juntos.

bebe-noel-240x300

–Una bota o media para Papá Noel:  Hay que elegir la bota o media que le dejaremos a Papá Noel en un sitio bien visible de la casa, a ver si nos la llena de golosinas. Podemos poner una de las nuestras o comprar una bota decorativa especial para la ocasión. Y para que tenga mejor disposición para llenarla, siempre conviene dejar adentro una pequeña carta con un poema, un cuentito o una canción navideña.

–Que no falte el arbolito: La compra de un arbolito promete una tarde divertida e instructiva. Podemos admirar los diferentes tipos y tamaños que hay y elegir juntos uno que quede bien en el living. Es interesante fijarse en detalles como los matices de los colores o el largo de las ramas para hablar sobre el asunto mientras volvemos a casa. Y lo más lindo es elegir las guirnaldas, bombitas y lucecitas de colores para adornarlo.

galletas-navidad

–Hacer galletitas navideñas: Pintamos con chocolate líquido las letras del abecedario sobre 27 galletitas chatas y esperamos a que estén secas. Las metemos en un recipiente. El juego consiste en que cada niño elige con los ojos cerrados una letra. Luego tiene que decir una palabra relacionada con la Navidad que empiece con ella, si encuentra una, se la come. Si no, tiene que dejar la galletita delante de él en la mesa. El que más letras tenga adelante cuando se termine el juego, pierde.

Paseo por un reino encantado: Por la tarde, cuando oscurece, las calles despliegan una iluminación espectacular. Pasear por una ciudad que se prepara para la Navidad cuando ya ha oscurecido es como visitar un reino encantado. Y evidentemente, mirar con atención por si descubrimos en algún sitio las huellas de Papá Noel o de los Reyes Magos, que suelen acercarse antes de la fecha oficial de su visita para observar quiénes los esperan.

Compartir
Articulo anteriorDónde hay un niño es Navidad
Artículo siguienteBienvenida Navidad (II)
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

1 comentario

Dejar una respuesta