navidad

Las primeras fiestas del bebé son inolvidables para los padres que ven todo de nuevo a través de sus ojos…

Ninguna imagen define mejor la Navidad que el gesto de asombro o regocijo de un niño y más aún de un bebé. Cuando todavía no ha cumplido el año y se enfrenta por primera vez a las fiestas navideñas, es como entrar en un mundo mágico.

arbol-navidad

En el living ha crecido de repente un árbol, como los de la plaza, pero lleno de luces y adornos de colores; y en un rincón hay, desde hace dos días, un paisaje minúsculo lleno de animales y de gente vestida muy rara. Todo el rato suena una música muy alegre, y papá y mamá me toman en brazos para bailar y me cantan al oído «Navidad, blanca Navidad» y canciones de angelitos y estrellas…

navidad

Y vienen los abuelos, los primos y todos traen paquetes brillantes llenos de moños, y mamá está muy feliz y dice que van a ser las mejores Fiestas de su vida y hasta llora un poquito, pero sonríe a la vez. En cuanto a los niños más grandes, parece que ya conocen todo esto y lo disfrutan a lo grande. Así tanto para mí como para ellos: ¡Viva la Navidad!

Compartir
Articulo anteriorCastigos que no enseñan (I)
Artículo siguienteBienvenida Navidad (I)
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta