ballet

En las actividades que realiza tu hijo debes tener presente que sean adecuadas para su edad y el requisito fundamental para acertar es muy sencillo: que le guste al niño.

Pautas a tener en cuenta:

  • Los niños necesitan tiempo libre para jugar. No es bueno agobiarlos con un horario atiborrado de actividades desde que salen del colegio hasta que se acuestan.
  • La actividad extraescolar tiene que gustarle al niño y no a los padres, que muchas veces eligen alguna porque lo hicieron de pequeños y les encantó o, por el contrario, se les resistió y pretenden, de alguna manera, resarcirse: pero sólo deben plantear buenas alternativas para que él elija.
  • Intentar potenciar con la actividad cualidades personales del niño o servirle de complemento a alguna carencia: si es activo, le irán bien las actividades tranquilas; si es individualista, los deportes como el tenis o el atletismo; si es sociable o, por el contrario, tímido, el fútbol o el baloncesto…. 
  • Es aconsejable informarnos sobre quién de clase, qué formación tiene, qué metodología aplica, qué tamaño real tiene el grupo al que asiste el niño, qué materiales se utilizan y cuál es la calidad de los mismos.
  • Hay que incentivar la responsabilidad y la perseverancia: lo que se inicia se termina y no se abandona a medio camino. La mejor actitud es demostrar interés por los logros del niño, que se sentirá respaldado y valorado.
  • Practicar alguna afición con los hijos: el si niño acompaña a los padres en la práctica de algún deporte, seguro que se iniciará con más ganas.
  • Cada niño es un mundo distinto, así que no apuntemos a los hermanos a lo mismo por comodidad. Hay que respetar los intereses de cada uno. Y evitar el sexismo, nada de las niñas a ballet y los niños kárate.

Dejar una respuesta