Imaginarium: Divertidos cubre-cinturones: Si hay un elemento que no hay que olvidar a la hora de viajar, sobre todo si a bordo del coche se encuentran niños, es el cinturón de seguridad. Seguro que es más fácil ponérselo sí éstos cuentan con divertidos adornos como los que ofrecen algunos cubre-cinturones. Les encantará ir rodeados y protegidos por muñecos llenos de coloridos.

Espejos para controlar al bebé: Conducir y asegurarse de que el pequeño se encuentra bien es posible con algunos modelos de espejos retrovisores. Existen varias versiones: con formas divertidas para que los niños no paren de mirarlos y se diviertan viendo su rostro reflejado en él, mientras tú le vigilas por tu espejo retrovisor; o un pequeño espejo adicional para el tradicional retrovisor del conductor.

Grupo Olmitos: Peluches para las ventanillas: Si hay algo que vuelve locos a los más pequeños son los muñecos. Seguro que tienen un compañero inseparable con el que duermen, juegan, al que pasean…en el coche también pueden tener una divertido peluche . Se adhieren al cristal de la ventanilla con una simple ventosa. Algunos incluso cuentan con una cuerda y, al tirar, emiten dulces melodías. Otros, pensando en la seguridad del bebé, avisan al resto de conductores con el mensaje: “bebé a bordo”.

Dejar una respuesta