Sin duda alguna, ser padres “te cambia la vida”, como vulgarmente se dice. Pero, en realidad, tendríamos que hacer unas pequeñas matizaciones. No se trata de que tus hábitos, conductas y relaciones interpersonales, cambien de una manera radical y para siempre. El hecho de ser padres condiciona el tiempo que empleas a las pequeñas cosas dentro del espacio en que estableces la interacción con el mundo que te rodea.

Consiste, pues, en saber estructurar y reorganizar el tiempo que empleamos en realizar nuestras tareas cotidianas y, en este sentido, tienen un papel importantísimo todos aquellos enseres y objetos que nos pueden hacer la vida más fácil y cómoda.

Robot de cocina Babycook CarameloPor eso, creo que merece una especial atención el campo de la alimentación dentro del mundo del bebé. Sabemos que el poder alimentar a un niño de manera sana y equilibrada, es nuestra responsabilidad como padres. Además, tenemos que tener presente que, de nuestra esmerada dedicación y cuidada selección de los platos que les podemos preparar, va a depender su tolerancia, apetencia e, incluso, interés por la comida.

Por este motivo creo que, en todos los hogares en los que hay un niño, podríamos tener un robot de cocina que nos pudiera facilitar la realización de los purés, compotas y cremas. Podemos tener la seguridad de que estos artilugios conservan todas las propiedades y características principales de los ingredientes a cocinar. Permiten triturar, picar, batir y cocer al vapor manteniendo toda la esencia de los alimentos. Resultan ideales para la verdura, la carne, el pescado y la fruta.

Generalmente incluyen libros con recetas de cocina que nos pueden servir de mucha ayuda a la hora de preparar comidas con diferentes texturas y sabores. Los diseños de presentación son bastante cómodos, permitiendo una limpieza fácil. Además,  algunos pueden limpiarse en el lavavajillas y permiten el almacenamiento de su vaso contenedor en el frigorífico, evitando que los alimentos se oxiden y pierdan sus características primarias.

Y, después de estos comentarios, ¿quién rechaza un robot de cocina en casa?

1 comentario

Dejar una respuesta