embarazo-y-ejercicio.jpg

Dar vida a un bebé es maravilloso, pero también puede resultar agotador. Te ofrecemos una serie de consejos para que no pierdas la energía, aunque cuando lo único que te apetece es meterte en la cama durante una semana seguida…..

CONSEJOS A TENER EN CUENTA:

CAMINA DERECHA:

Si te sientes agotada, es probable que se note en tu postura, sobre todo en los hombros, tensos y caídos, así que échalos hacia atrás, camina a paso ligero y mantén la cabeza erguida. Adoptando esta postura descubrirás que te sientes más enérgica.

embarazada-comiendo.jpg

TENTEMPIÉS SALUDABLES:

Toma pequeñas comidas a lo largo del día. Te ayudarán a mantener los niveles de azúcar en sangre y evitarás los bajones. Prueba la fruta fresca o deshidratada, semillas, pan de avena, nueces (excepto si el padre del bebé o algún hermanito tiene algún tipo de alergia alimenticia) y verduras crudas y bebe al menos dos litros de agua al día para evitar la deshidratación.

RESPIRA HONDO:

¿No puedes con tu alma por las mañanas? Los aceites esenciales cítricos son energizantes y estimulantes, así que invierte en un difusor de aceite de aromaterapia y prueba a centrarte en la respiración durante unos momentos antes de empezar el día.

MUÉVETE:

Cuando te sientes cansada, la idea de tumbarse en el sofá es muy tentadora, pero te sentirás mejor si sales a dar un paseo. El ejercicio suave recarga la mente y el cuerpo, aumenta los niveles de energía y te prepara físicamente para el parto. Visita si puedes una piscina climatizada, o apúntate a unas clases de pilates o yoga para embarazadas.

Dejar una respuesta