embarazada-con-anemia.jpg

La clave para aprovechar al máximo el hierro que ingerimos con la dieta está en saber combinar los alimentos. Te damos unas cuantas ideas:

1- En el desayuno, toma un vaso de zumo de naranja natural para asimilar mejor el hierro de los cereales.

2- En la comida, prepara lentejas o garbanzos estofados con verduras ricas en vitamina C, como el tomate, la calabaza o el pimiento, o la patata.

3- Acompaña tus platos de carne con guarnición de verduras: tomate, pimiento, puerro, brécol, col, coliflor, espárragos…..Para aromatizar, utiliza el perejil.

4- Termina tus comidas con una fruta, mandarinas, kiwi, mango, piña, fresas……..

5- No utilices salsas que contengan lácteos ni tomes leche o sus derivados en las comidas principales, porque el calcio dificulta la absorción del hierro. La leche, los yogures o el queso tómalos a media mañana, en la merienda o antes de acostarte.

1 comentario

Dejar una respuesta