-

Cómo ayudar a tu hijo a calmar sus pataletas

pataletas

Cualquier persona, al expresar sus sentimientos y emociones, lo que busca es comprensión. Pero muchas veces no reaccionamos de la forma más adecuada (sobre todo con los niños) y los «bombardeamos». Las emociones intensas, tanto positivas como negativas como la ira, los celos,…., transforman temporalmente la composición química de nuestro cuerpo. Por eso, es inútil que le digas a tu hijo que se calme cuando llora porque algo le ha disgustado. Sus oídos te escuchan, pero no sus glándulas.

Por lo tanto, para afrontar las rabietas, envidias, celos, o miedos infantiles,…. Corkille aconseja a los padres que manejen constructivamente los sentimientos negativos de su hijo a través de una comprensión «activa.

Tener presente ciertos aspectos:

  • Presta atención a su lenguaje no verbal y no sólo a lo que te dice. Le comprenderás mejor.
  • Muestra empatía por lo que te ha expresado. Él necesita pruebas de que le has escuchado «activamente», no mientras hacías otra cosa.
  • No le fuerces a hacer lo que no quiere. Por ejemplo, no le pidas que sonría y se calme cuando se ha enfadado porque otro niño le ha quitado sus juguetes. Sólo lograrás que se frustre más y aumente la intensidad de ese sentimiento negativo.
  • Analiza vuestra forma de comunicarse. Graba unas conversaciones con él. Fíjate quién habla más de los dos; cómo respondes a lo que te dice; si «frenas» sus sentimientos con juicios o si le haces saber que le comprendes
También te puede interesar:
Información sobre los huesos de los niños
También te puede interesar:
Los tics más comunes en los niños
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...