¿Cómo cortar las uñas a los bebés? Esta pregunta te la puedes hacer, cuando ves que tu hijo tiene las uñas bastante largas. Es inevitable cortarlas, dado que pueden arañarse la cara sin querer y arañar a los demás. Los movimientos incontrolados, de los brazos, hacen que puedan herirse fácilmente. Hay bebés recién nacidos que llegan al mundo con unas uñas bastante largas. En este caso te recomiendo que le pongas unas pequeñas manoplas. De esta forma evitarás cortarle las uñas tan temprano.

Pero pasados unos días o una semana, las uñas pueden convertirse en un gran problema. En este caso es bueno cortarlas. Eso sí, deberás tener paciencia, un buen pulso y pillar a tu bebé en un estado de calma y serenidad. Nunca intentes cortar las uñas a tu bebé, cuando está llorando o inquieto. Busca siempre un momento de calma.

cortar las uñas al bebé
Fuente: Rosino

CÓMO CORTAR LAS UÑAS AL BEBÉ

Observa que las uñas sobresalen de sus dedos, no cortes antes de que esto suceda. Comprobarás que las uñas son blandas, unas más que otras, pero se pueden manipular fácilmente.  Para cortarlas, utiliza unas tijeras o un corta uñas especial para bebés. Nunca lo hagas con otro tipo de tijeras o incluso con tu propia boca (hay madres que lo hacen)

Comienza con pulso firme, coge sus dedos y corta con precisión. Procura que el corte sea redondeado, sin que queden puntas o irregularidades. Estas puntas también son peligrosas, ya que se clavan en la piel y pueden hacer heridas. No hay que llegar a limar las uñas, basta con cortarlas de forma redondeada. Para limar las uñas a tu hijo, deberás esperar a que éstas se fortalezcan.

Cuando acabes con las uñas, es bueno pasar una gasita húmeda por los dedos y entre los dedos, a tu bebé. Por lo demás, dependiendo del niño, las uñas crecen más o menos. Por regla general puedes cortarle las uñas una vez a la semana pero, repito que esto dependerá del bebé.

EL MEJOR MOMENTO PARA CORTAR SUS UÑAS

Busca momentos de tranquilidad, por ejemplo después del baño es uno de ellos. Las  uñas estarán más blandas, después del baño. Además, en este momento el bebé puede estar más relajado, de hecho podrías darle un masaje, aplicar sus cremas e interactuar con el. Si ves que tu bebé está tranquilo, aprovecha para cortar sus uñas. Otro buen momento puede ser cuando esté dormido. Si tu bebé es propenso a las rabietas y a llorar mucho, creo que este es el mejor momento para hacerlo. ¿Quieres añadir algo más? ¿Cómo cortaste las uñas a tu bebé, por primera vez?

Dejar una respuesta