Con los primeros calores aumenta la cantidad de insectos en el ambiente y se sabe popularmente que tanto las picaduras de mosquitos como sus mordeduras pueden causar reacciones inmediatas en la piel. Los niños son muy susceptibles a las picaduras, y, en esta época, ellos concurren a colonias de vacaciones, clubes y plazas, y se exponen por mayor tiempo a la posibilidad de ser picados por insectos, lo que les causa malestar y ardor.

No olvidemos las consecuencias en aquellos niños alérgicos a algunas de las sustancias tóxicas de estos insectos. Por esta razón, para permanecer seguro al aire libre, es recomendable tomar las precauciones necesarias como:

  • Vestirlos con ropa que cubra la piel.
  • Tomar recaudos al comer en espacios abiertos, porque la comida atrae a los insectos.
  • Colocarle repelente específico para niños o citronella (es un remedio natural) antes de salir al aire libre. Repetir la operación según indique el prospecto del producto.
  • Actualmente existe en el mercado un novedoso dispositivo llamado “Bite Away”, basado en la “hipertemia”, que ayuda a disminuir o desaparecer el prurito y picazón de inmediato. Es decir, en el efecto de ondas termoeléctricas concentradas localmente.

 

Dejar una respuesta