bebe

Es importante que estimulemos a nuestro bebé desde el momento de su nacimiento. Con una buena estimulación estaremos desarrollando su inteligencia. Con la música, con juegos, en el agua… hay cientos de maneras de estimular a nuestro hijo, depende del momento en el que lo hagamos. En el primer año del bebé, los sonidos y la música tienen un papel muy importante en la evolución intelectual y emocional del pequeño.

Los juguetes con una buena forma de estimular a nuestro niño. Juguetes que estimulen los sentidos del bebé mediante colores o sonidos, son perfectos para los primeros meses de vida. Conforme va creciendo, hay que ir cambiando la manera de estimularlo. En torno al año y medio, juguetes que inviten a recorrer el espacio como un triciclo; que permitan experimentar como la plastilina y que estimulen el lenguaje como los dibujos, es ideal para esta etapa.

No sólo pretendemos estimular la inteligencia del niño si no también su motricidad. La actividad en el agua estimula el desarrollo de la motricidad del bebé y fortalece la relación con los padres. Por ello, apuntarnos a un curso de natación con bebés es de lo más recomendable. En definitiva, debemos acostumbrar a nuestro hijo a estar activo desde el primer momento de su nacimiento. Así, conforme van pasando los años, le costará menos manejarse ante otras situaciones.

Dejar una respuesta