No somos conscientes de ello, pero la gestación es una etapa en que la pareja puede alcanzar impresionantes estados de placer y unión.

•    El arreglo personal es muy importante. Olvídate de los batones y cámbialos por ropa de telas fluidas y suaves, escotes sensuales o modernos jeans pre-mamá. No cortes tu melena sexy. No guardes tus accesorios llamativos. Sigue cuidando tus uñas y usando el perfume que excita a tu pareja. ¡No renuncies a la depilación!
•    Cuida tu peso y condición física para que te sientas segura de tu cuerpo. Erotízate leyendo relatos sensuales, asiste a lugares para embarazadas, (que te resulten positivos para ti misma y lograr tener mas confianza) , mándale mensajitos o correos divertidos y provocativos a tu esposo.
•    Planeen veladas románticas y monten el escenario para darle su tiempo y espacio al placer. ¿Una buena idea?, ¡escaparse de babymoon!
•    ¿Qué tal si le propones a tu pareja que te tome una serie de fotografías eróticas o graciosas luciendo el esplendor de tu embarazo para el archivo bajo llave?
•    Inspírate observando a todas esas fabulosas mujeres que nos recordaron que la madre no tiene por qué anular a la amante. De Demi Moore a Penélope Cruz  o Thalía, pasando por varias más.
•    Pide que te dé un suave masaje.

Dejar una respuesta