ACEPTA LA AYUDA de los demás
“Al principio crees que puedes hacerlo todo pero, créeme, al final te sentirás desbordads. Deja que tus amigos y tu familia ordenen las cosas, hagan la compra y cocinen para ti mientras descansas y desarrollas un gran vínculo con tu bebé. ¡Las propuestas para ayudarte se pararán bastante rápido, o sea que aprovéchalas lo más que puedas!” Las cosas quizá no se hagan como tu las haces, piensa que lo importante es que se hagan, ya habrá tiempo para volver a la normalidad. 

¡SAL FUERA de casa!
“Desearía haber hecho caso cuando la gente me decía que saliera a la calle, me quedé en casa y sólo quería estar en pijama. Ahora me llevo a mi bebé de paseo en su cochecito todos los días y me encuentro, mucho mejor”. Tienes que tomar aire, ver otras personas, salir del lugar donde estás siempre. 

PREPARA UNA RUTINA
“La rutina te asegura un entorno normal y confortable, ¡dejando más tiempo para divertirse! Prepara a tú primer hijo para tu vuelta al trabajo inculcándole una rutina durante tres meses. A mi segundo hijo, ha tenido su rutina desde que ha nacido. Ahora los dos duemen toda la noche y tenemos comidas farniliares, o sea que saben lo que tiene que esperar y cuando”.Es muy importante para mantener la familia y pareja unida desde el primer día.

HAZ NUEVOS AMIGOS
“Tener alguien con quien compartir tus inquietudes y que te ofrezca su apoyo es un enorme consuelo para una madre primeriza. No tenía amigos en mi barrio, así que comenzé a averiguar sobre clases para madres en iglesias o otros centros”. Es bueno saber que tu situación no es única, que le pasa a la gran mayoría de mujeres con sus hijos.

PLANIFICAR CON TIEMPO
Mi instinto materno empezó a hacer efecto a las 30 semanas de embarazo, ¡o sea que aproveche todas las ventajas! Preparé la llegada de mi bebé cocinando, limpiando y organizando. Congelé un montón de comidas, investigué en Internet sobre la maternidad, el hecho de ser padres y los bebés. También limpié la casa y aseguré cada habitación. Cuando llegue tu bebé, ¡estarás muy orgullosa de haber hecho este esfuerzo!” Hay muchas cosas que se pueden hacer: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Dejar una respuesta